miércoles, 29 de abril de 2015

Fin de semana con niños en Marina D'or

Finalmente, y tras pensarlo un poco nos decidimos a pasar el fin de semana en Marina D'or. El motivo era encontrar un sitio donde ir con la peque, si ya se que se puede ir a casi todas partes con ellos, pero no me planteo un fin de semana de museos con ella ni por asomo. Nos decidimos por este ya que se trata de un lugar que está a un par de horas en coche desde casa y por lo leído en su web nos daba la opción de un entorno para los pequeños.

La primera impresión que tuve al llegar a Marina D'Or fue que estaba de nuevo en las Vegas, y diréis ¡¡si no se parece en nada!! Ya ... Pero como está todo hecho de la nada de manera artificial entiendo que fue el motivo por el cual me vino a la mente.

Tras hacer la consulta telefónicamente la operadora del complejo nos aconsejó el Hotel Gran Duque, ya que la peque en el Balneario por ser menor de 5 años no puede entrar, y este hotel cuenta con piscina climatizada y Spa donde si que puede entrar. Mi opinión al respecto .... La piscina climatizada es grande, aunque con casi todas la habitaciones completas durante el fin de semana, se quedaba un poco justa para albergar a tanta gente. Aún así salimos encantados ya que la temperatura dentro del agua era caliente. Respecto al Spa ... Bueno la verdad es que bajo mi punto de vista de Spa tiene poco ... Consiste en una piscina y 4 jacuzzis que hay que reservar con antelación si quieres usarlos, durante 15 minutos, eso si, un Spa por habitación, así queda todo en "familia". El agua de la piscina del Spa estaba bastante fría en comparación con la piscina climatizada por lo que la sensación térmica no era muy agradable.

El hotel es muy grande y cuenta con 561 habitaciones. A nuestra llegada nos dieron una en la 5ª planta que se correspondía con la habitación adaptada para minusválidos pero tuvimos un gran problema a la hora de ducharnos, ya que apenas contaba con una minúscula mampara en el plato de la ducha y encharcamos todo el baño .... Así que nos dirigimos a recepción para solicitar una solución al problema e indicar que si había opción nos cambiaran de habitacion. Tras unas consultas nos dijeron que si, que nos ofrecían otra aunque fuera un poco más pequeña, pero no nos importaba. Tuvimos suerte ya que el tamaño no era pequeño y esta vez en lugar de dos camas y un sofá cama, contaba con una cama de matrimonio y un sofá cama del mismo tamaño, que por cierto en la primera habitacion era de tamaño de una sola cama, así que salimos contentos con el cambio.
En nuestra estancia elegimos la opción de pensión completa, ya que una vez que vamos preferimos tener todas las opciones del buffet en las 3 comidas del día. Cuenta con dos salones-comedores que ofrecen el mismo tipo de comida en ambos aunque para la cantidad de gente que estaba alojada se terminaban pronto algunos platos y tardaban en reponer. Una opción que me gustó es que había plancha y te hacen carne o pescado (el que tienen en el buffet en ese momento ¡no carta!) y yo que no soy mucho de carne en salsa lo agradecí bastante. 

También cuenta con una zona de buffet infantil,en la que siempre hay hamburguesas, perritos y patatas ... Pero bajo mi punto de vista las hamburguesas llevan rato hechas y se puede ver una cantidad importante de grasa en el fondo de la bandeja ... Ya podían tenerlas para hacer en plancha al momento. Otra de las partes "estrellas" del buffet son los postres, y digo estrella porque se acababan en un abrir y cerrar de ojos, y aquí si que el que corre vuela y el que llega mas tarde ... Pues eso prueba de lo que hay. 

La comida no es mala pero falta que tenga un pelin mas de sabor, probé paellas y fideua y sinceramente le faltaba algo de sabor, mira que a mi hija le encanta el arroz se lo pongas como se lo pongas y dijo que no le gustaba ....  ¿Lo mejor? La bebida está incluida en el precio, hay refrescos, agua y cerveza las 3 de tirador, vino de la casa y cerveza sin alcohol en tercio junto con botellas de casera.

Durante los desayunos tienes opción de tomar zumos de tirador y café de la máquina, pero ¡ojo! Solo en el horario de desayunos, a la hora de la cena y la comida las desenchufan. Bajo mi punto de vista deberían de estar encendidas, a mi peque no le doy refrescos y los zumos eran una alternativa buena, y dicho sea de paso la opción de encender la máquina de café en las comidas y cenas también me hubiera encantado, porque a muchos nos gusta un cafecito después de comer ... Pero bueno en esto creo que se sobreentiende que es mejor que vayas al bar y pases por caja ...

Ahora vienen las ventajas y desventajas de este fin de semana.  Comencemos por las desventajas para acabar con mejor sabor de boca el post. Casi todo lo que abarca el ocio en este complejo debe pagarse aparte, es verdad que existen paquetes para que salga más barato … pero claro si vas con niños a ver cómo les explicas que no ... A excepción del Miniclub, que si que entra al estar alojado en uno de los hoteles de la cadena. Nosotros lo usamos y dejamos a la peque una hojita allí. Dispone de un parque de bolas, cuentos, cocinita y diversos juguetes. Estan a cargo de una persona en todo momento que te toma los datos cuando dejas allí a al peque.

Por suerte para nosotros la visita a los jardines, que están situados en primera línea de playa, fue algo que nos encantó y nos olvidamos del resto de ocio que nos obliga a q pasar por taquilla. Tenían diferentes animales por allí campando a sus anchas como patos, pavos reales y cisnes. También vimos otras especies en una gran jaula que por lo que parecía eran gallinas y tenían sus casitas con huevos, pero claro yo que no entiendo mucho hubiera agradecido algún cartel informativo indicando el tipo de especie con su correspondiente dibujo para identificarlos ... ¿Lo mejor? Por 0.20€ compramos pienso para dar a los patos y como nos encontramos con mamá pato y sus patitos fuera del agua les dimos de comer a un escaso palmo de distancia, ni os imagináis la emoción de mi hija en esos momentos. 
Los peces que nadan por el riachuelo de estos jardines tienen un tamaño considerable, de hecho son los típicos de colores pero ¡¡como mi brazo de largos!! Mi marido está convencido de que es porque se ponen morados del pienso que se compra para dar de comer a los patos.

La verdad es que entre la piscina climatizada y los jardines el fin de semana se nos pasó volando. A la cabalgata del sábado ni llegamos porque era a las 21.45 y a esas horas la peque ya estaba durmiendo, esque ¡¡¡el agua la agota!!! Pero tienen uan oferta de ocio gratuito durante el fin de semana, así que no todo es pagando por suerte.

Y hasta aquí nuestra experiencia en este lugar ¿y vosotros, habéis estado allí? ¿Cómo fue vuestra experiencia? Y para los que no habéis ido ¿os animaríais tras leer este post? Venga contarmelo en forma de comentario :)

Un abrazo!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...