jueves, 30 de octubre de 2014

Conferencia de Carlos González : Autoridad y límites

Como ya os he comentado anteriormente en otros post, estoy muy A favor de la crianza con apego, de hecho muchos sabéis que pertenezco al grupo la Safor al Pit de Gandia que es un grupo de lactancia y crianza con apego.

Pues bien el pasado sábado 25 de Otubre asistí a la Conferencia de Carlos González en Denia organizada por siénteme crianza

El tema del qué habló fue autoridad y límites.

Antes de resumiros lo que nos contó Carlos Gonález en la charla, quiero decir que yo creo que cada padre educa a su hijo como quiere y que toda la educación que se recibe es buena porque nadie quiere algo malo para sus hijos,  al contrario queremos lo mejor para ellos. Lo que pasa es que yo he decidido un camino para educar y otros padres deciden otro. El mío no es ni mejor ni peor que el del de al lado, simplemente diferente. Los padres educan a sus hijos para darles lo mejor. Por tanto puede que cuando acabes de leer este post pienses que estás totalmente en contra o totalmente a favor.

Os voy hacer un pequeño resumen de los puntos que trató en dicha conferencia :

De 50 años para acá la visión de la sociedad a efectos de la conducta de los niños ha cambiado radicalmente. Nos dicen que todos los problemas de conducta, son enfermedades mentales y que hay que medicar para solucionarlos.

Nuestra sociedad está perdiendo la capacidad de comprender la conducta de los niños ya que parece que todo lo que hacen se tenga que corregir y cambiar. Parece que no haya esperanza de que se porte bien. Como consecuencia un niño normal parece cualquier cosa menos normal.


Los padres tenemos una autoridad innata, ya que  tenemos más experiencia y conocimiento q los niños. El problema es que nos han educado para obedecer no para mandar.

Hay padres q se pasan el día dando órdenes y riñendo y la autoridad a veces la gastamos en tonterías por tanto el día que la necesitemos para algo importante no servirá.

Los padres tenemos que aprender a tolerar la frustración de los niños. A la gente cuando le dan una orden que no le gusta, es más protesta. Como ejemplo puso algo muy gracioso, pero que me hizo darme cuenta de la realidad, cuando nos ponen una multa por estar mal estacionados nadie se alegra de que el guardia cumpla las normas cívicas sino que protestamos porque nos ha multado.

Otro tema que trató fue el castigo, que nos explicó que  no sirve para mejorar la conducta ( recordemos la famosa silla de pensar en el rincón). El castigo es una venganza, tú me has hecho esto y yo te hago esto. Ahora está de moda decir que es una consecuencia para no sentirnos mal. Pero el tema de las consecuencias es otro concepto. Hay consecuencias naturales, como por ejemplo : Si no estudias suspenderás, si juegas con fuego te quemarás. En estos casos hay que prevenir para que no ocurra poniendo cirros límites. Por ejemplo a mi niña pequeña no le voy a dar un cuchillo para que juegue, ya que lo más probable es que se corte.

Resumiendo hay que tener cierta autoridad con los niños pero sobre cosas que sean naturales debemos intentar comprenderlos porque seguro que somos todos mucho más felices. 

Bajo mi punto de visto no creo que ningún padre disfrute gritando o castigando a su hijo constantemente, ya que al final acaba siendo un desgaste para los propios padres.

Salí muy contenta con la charla, ya que se ajusta bastante al tipo de educación que le estoy dando a Sandra, aunque he de decir que hay veces que no se cómo actuar, porque somos personas y también hay veces que acabaría antes pegando un chillido, pero bueno, hasta el momento parece que ambas lo estamos haciendo genial ;)
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...