domingo, 17 de agosto de 2014

Bye bye pañal

Siempre he oído a la gente decir que la mejor época para quitar el pañal es el verano así que aprovechando la llegada del mismo decidimos poner en marcha la operación pañal.

Todo empezó en nuestras vacaciones de camping. Decidimos que como estábamos al aire libre todo el día podíamos intentar quitarle el pañal. Cierto es que cuando se levantaba por las mañanas tenía el pañal totalmente seco, así que era muy posible que ya pudiera estar preparada para el control de esfínteres.

Al principio yo estaba empeñada en que no usara orinal, que directamente empezáramos en el water con un adaptador que ya tenía comprado de hacía un par de meses cuando lo vi en una tienda y que me gustó mucho porque tenía asas y un pequeño plástico en la parte delantera para evitar que Sandra se cuele para dentro. Pero como siempre digo, no es lo que queramos nosotros, si no lo que ellos quieran.

Antes de irnos de camping ya había intentando sentarla en el water con el adaptador, pero no había manera, ella se ponía a chillar y a dar patadas para que no la sentara, y no quería forzarla, así que nunca llegaba a sentarla.

En el camping decidimos que podía ir con braguitas y sin pañal algún rato de los que estábamos allí. Así que como ella aún no sabía lo que ocurría le anunciábamos que estaba haciendo pipí cuando ella abría las piernas y veía el chorrito. A los dos días Sandra lo anunciaba "pipiiiiiiiiiii" pero cuando ya se lo había hecho claro.

Al volver a casa curiosamente ella se sentó en el orinal de su muñeca de Nenuco que le había regalado la abuela Pili por Navidad. Ella me miraba y decía " Sandra pipí " y entonces me di cuenta de que aunque yo no quisiera orinal ella si que lo asociaba así que ahí llegó mi ingenio, se me iluminó la bombillita y decidí " fabricarle" un orinal casero. Cogí un balde y coloqué encima el adaptador del water, le indiqué que allí podía hacer pipí y mi gran sorpresa fue que se sentó, cuando hasta ahora no quería ni ver el adaptador.

Un par de semanas después de haberme recorrido media casa con la fregona cuando ella se hacía pis por cualquier rincón de la casa, y curiosamente venía a contarmelo para que fuera a fregarlo, Sandra empezó a sentarse en el orinal a hacer pipí y popó con la ayuda de un libro que le regalaron la abuela Pili y el abuelo Jose que se titula " voy solo al baño " de la editorial timunmas.

El libro tiene sonidos y unas ilustraciones muy graciosas, os dejo algunas fotos aquí para que lo veáis. Todavía hay veces que me dice "cuento mami" sobre todo cuando quiere hacer caca que tarda un poquito más y le gusta contarme lo que ve en las ilustraciones.

Ya hace un par de días que le pongo el adaptador sobre la taza del water y hace sus necesidades como un hábito más de su día a día. Es cierto que sigo dejándole nuestro orinal casero a su alcance porque si no me avisa de que va a ir al baño ella sola se sienta y me avisa de que ya lo ha hecho y de que toca limpiar el culete con papel :)

Mi princesa ya ha dado un paso más en su desarrollo y aunque me lo veía un mundo cuando iba por la casa con la fregona, me he dado cuenta de que ha sido todo bastante rápido y que ya nos hemos olvidado de los pañales.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...